domingo, 11 de noviembre de 2012

OFRENDA MISIONERA


El poder movilizar este ministerio genera gastos y tu eres un recurso importante para el crecimiento de la Obra del señor, no se trata de recoger o levantar sino dar lo que de gracia recibimos y reconocer a Dios como el Señor de toda la tierra. 

 Tal como el apóstol Pablo anima a la Iglesia en Corinto 9:6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.  9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.  9:8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra…….

Cuando el Señor Jesús envió a sus discípulos a predicar por cada aldea, el dijo algo que debe hacer eco en nuestras vidas “Todo Obrero es digno de su Salario” , para que esto se cumpla hoy usted y yo debemos dar la ofrenda misionera no con lastima sino con amor y amor rebosante, sabiendo que este dinero proveerá sostenimiento financiero al misionero y quitara el impedimento financiero que hace que las iglesias evangélicas envíen misioneros al campo. Lc. 10:7; 19:11-27;

Al ofrendar debemos tener en consideración los siguientes puntos:
1.- El misionero u obrero es digno de su salario.
2.- Tendrán el privilegio de bendecir la obra de Dios.
3.- Dios recompensara y bendecirá según sus ofrendas.
4.- Dios ama al dador alegre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada